press  

El camino del pie y el puño.

Desarrollado en el siglo 20, transformado en deporte olímpico de combate. El Taekwondo se destaca por la variedad y espectacularidad de sus técnicas de patada y, actualmente, es una de las artes marciales más conocidas. Aunque fue desarrollado en el siglo 20, se basa fundamentalmente en artes marciales mucho más antiguas como el kung fu o wu shu chino, en algunas de sus técnicas a mano abierta, el taekkyon coreano en la forma y realización de los golpes con el pie, y en el karate-do okinawense y japonés. De este último obtiene: la mayoría de los golpes con el puño.

Como un arte marcial moderno, se considera un método que busca acondicionar el cuerpo, además del desarrollo de la voluntad. Basándose en las leyes físicas para generar la máxima potencia enfocada de manera precisa, mediante la aceleración de la masa corporal en un gesto motor o grupo de estos en combinación. El Taekwondo busca la percusión en la mayoría de sus técnicas.

El Do Yang.

El Doyang o Dojang es el lugar de práctica de las artes marciales se llega a él para entrenar el cuerpo y la mente a través de las técnicas y afianzar el carácter por medio de la concetración y la meditación. Antiguamente los monjes acudían a este recinto para reunirse con su Maestro para los rezos, las ceremonias, la meditación, etcétera; y era considerado un lugar sagrado, merecedor del mayor respeto. De allí que el clima del Doyang depende directamente del comportamiento de los practicantes, que con respeto y concentración, deberàn propiciar una atmósfera de calma y camaradería. Todo practicante saluda con una reverencia al ingreso y a la salida del Doyang, dado que es en ese lugar donde se desarrollan las tradicionales artes marciales.